Blood Feast (Remake)

Ficha Técnica:

Director: Marcel Walz

Género: Terror

Duración: 90 min

Año de Estreno: 2016

Sinopsis:

Fuad Ramses es dueño de una cenaduría estilo americana en Paris. Por las noches debe trabajar como vigilante en el museo para solventar los gastos de su negocio. En una de sus rondas Fuad olvida tomar su medicamento y recibe la visita de Ishtar, una antigua diosa egipcia que le pide al hombre un festín de sangre en su honor para que puedan estar juntos por toda la eternidad.   

Opinión:

Que semejante insulto es esta versión de Blood Feast del siglo XX. Todo remake tiene el riesgo de hacer giras la fórmula original en pos de ser aceptada por una generación nueva con gustos diferentes, pero esto es una reverenda cochinada es como si se hubieran propuesto crear una película con la fórmula de terror más estereotipada posible.

Hablo del “terror” que se reduce a un subidón de volumen para cualquier nimiedad concebible;  ¿Al personaje se le olvido tomar su medicamento? VOY A CHINGARLES A TODOS SU CAPACIDAD AUDITIVA POR LOS PROXIMOS 20 AÑOS CON UN VIOLIN QUE SUENA A GATO DESMEMBRADO. ¿Qué es eso? ¿Encontraron carne echada a perder? ¿Alguien cerró la puerta rápidamente? MAS VALE QUE CONTACTEN A UN ESPECIALISTA PORQUE SUS TIMPANOS VAN A JODERSE CON ESTE ESTRUENDOSO PIANO QUE PARECE IRSE POR EL DRENAJE POR TANTO EFECTO DE DISTORCION.

Mierda que si el terror millennial es una porquería. Estoy convencido de que tiene la propiedad única de tomar un concepto interesante y cagarse encima de la fórmula a tal punto, que hasta las primeras películas terminan oliendo mal.

Este Blood Feast distancia millas de estar cerca de la composición  de la primera parte, que se enfocaba en los sanguinarios asesinatos de un cultista en pos de cumplir los caprichos de la diosa Ishtar y tambien está lejos de seguir la batuta de la segunda parte, donde el rumbo torna más al humor negro y a una narrativa excéntrica con mutilaciones y malos chistes. Es increíble que si se compara con ambas cintas el remake carece absolutamente de alma y se conforma con ser un mero producto de estantería.   

Es una vil porquería hollywoodense para las masas consumistas. Le falta encanto, identidad y algún elemento destacable que le permita tener su dote de originalidad sobre cualquier otra cinta de terror. El remake solo toma los nombres de Fuad Ramses, Ishtar y festin sangriento para jactarse de tener su trasfondo de película de culto. Pero esto es un mero punto de venta porque la película procede a vomitarse sobre todo lo que establecieron las películas anteriores en pos de una fórmula comercial detestable, diluida y presuntuosa.   

Ninguno de los elementos que mencione es autentico a sus orígenes; Fuad es un hombre de familia, la diosa Ishtar se presenta como una visión en lugar de una estatua profana y el festín sangriento ahora resulta que puede elaborarse con cualquier persona y servirse a cualquier persona. Los sacrificios ya no son jovencitas seductoras y los platillos para el festín ni siquiera deben presentarse en una ocasión especial como una boda o una fiesta.

Es un ultraje y estoy molesto de haber presenciado esta versión de Blood Feast y mucho más indignado de que el director de las cintas anteriores Herschell Gordon Lewis apareciera actuando como un profesor letrado sobre la diosa Ishtar, en un mugroso guiño que hace muy poco chiste hace para los seguidores de la saga. El mismo año de estreno del remake falleció Herschell Gordon Lewis, así que, aunque distancie de ser un hecho comprobado, estoy seguro que la prostitución de su obra a manos de la industria cinematográfica lo mato bien muerto.

El remake realmente intenta compaginar con el culto de seguidores añadiendo otro guiño en el logo de lo que ahora es la cenaduría de Fuad Ramses, porque el pelele ya no es dueño de una confitería como en las entregas anteriores (hasta el placer de escribir confitería me lo quito esta maldita película): “Fuad Ramsses American Dinner, Desde 1963” año en el que se estrenó la primera película de Blood Feast y para mis ojos la única película que existe, pues esta cinta esta tan gacha que prefiero desconocer su existencia.

 Y si no existe un remake de Blood Feast, puedo perfectamente terminar la reseña en este punto sin sentirme culpable en lo absoluto, pero por desgracia (y masoquismo) alguien debe documentar los hechos y ahorrarles la pena de ver este bodrio de quinta.

El remake inicia con un discurso rancio de cómo esta es una película violenta y sanguinaria cuyos involucrados no se hacen responsables de cualquier trauma o fetiche que esta les provoque. Amigos hablamos del 2016, esa estrategia de mercadotecnia era de los 40s. Lo único que consigue esa pauta es crear cierta expectativa de que la cosa se pondrá verdaderamente sanguinaria o sexual, o ambas. Y lo que meeenos necesitan darle al público son expectativas si les presentan un producto tan burdo como este. 

Buscare ser lo más conciso con la historia porque de solo recordarla se me bota la gastritis anti capitalista:

Ramsés tiene una cenaduría estilo americano en París. Y el pelele sirve carne vieja porque tiene dificultades económicas, de ahí que tiene un segundo empleo como guardia nocturno en un museo egipcio para disque solventar los gastos. En una de esas guardias se le aparece Ishtar, y pide que le ayude a manifestarse con un festín sangriento ya que le recompensara enormemente. Yada yada el tipo dice a su familia que ha conseguido la solución a sus problemas y procede a matar gente para servirla en sus platillos.

Debo volver a poner en alto lo indeseable que resulta la ambientación sonora, pues todo lo que les resumí tiene un montón de diálogos sin chiste donde cada línea procede a un exagerado sobresalto dramático. Ejemplo:

“Creo que he conseguido la solución a nuestros problemas” DUN DUNNNNNNNNNNNN

“¿Cuál es?”

“Ya lo sabrás” DUN DUUUUNNNNNNNNNN   

“Oh… ok”

 “Ah sí también le puse un candado en la alacena….” DUNNNNNNNNNNN

“¿Por qué?” DUNNNNNN DUNNN DUUNNNNNNN

“Tengo una sorpresa ahí pero es muy pronto para que la sepan” DUN DUUUN DUUN DUUNU *Sonido de un piano siendo macheteado por un gorila egipcio*

Carajo que hacen énfasis dramático muy insignificante para cualquier dialogo. Las escenas así se prolongan sin necesidad y esa sobrecarga auditiva realmente es dispararse en el pie para cualquier película de terror, pues si expones mucho a la audiencia a un elemento sorpresivo esta gradualmente generara resistencia a dicho elemento y se pasara tus screamers por los huevos.

Uno se puede quedar medio ciscado con la idea de que, si así de ruidoso es la ambientación sin que ocurra realmente nada en escena, cuando estén por matar a una de las victimas los efectos sonoros van a reventar las bocinas de tanto drama. Pero no, la película es inconsistente en ese aspecto, porque eso sería tener cierta composición y lo máximo que esta bazofia puede aspirar es cortar la escena cuando se ponga muy sangrienta porque no vaya a ser que nos vaya de las manos lo gráfico y nos suban la clasificación a solo adultos.  

Mierda entiendo que quieran presumir su amplia librería de screamers pero hagan bien las cosas maldita sea, el gore es la mierda más flácida que he visto hasta el momento y llevo reseña como de 10 películas de video nasties que son de bajísimo presupuesto y que con toda su carencia entregan unas escenas más decentes que esta cosa. Y con el presupuesto se le invirtió a este remake bien se podían filmar esas 10 películas rancias 10 veces. Así que aquí no hay ni madre, solo ineptitud.       

La escena que busca impactar al público es una donde Fuad le corta el pene a un vago con un coro de trompetas diarreico de fondo. La secuencia está muy censurada incluso en la versión sin censura… válgame la chingada, no seré yo el que abogue por ver penes decapitados en primer plano, pero es un hecho que parte de “el golpe” que puede darte una escena como esta surge de lo gráfico. Carajo ¡La película se llama Blood Feast! Hagan algo con ello, pongan sangre en exageración, gritos, algo de pus no lo sé. La imagen mental si se describe la escena a alguien que desconoce la franquicia oscilara en algo como esto:

Algo brutal, exagerado, sangriento, eso es gore, eso ES la esencia de Blood Feast. Esto es una chiquillada dirigida a adolescentes palurdos que no distinguen su pito de su nariz.

Punto importante: al guion del remake le encanta hablar de chupar penes. Ni siquiera lo digo en broma, son varios los diálogos que hondan en –chupar penes- como insulto o como seudo erotismo mal aventado.

Les colare un ejemplo de ese jorobado “erotismo” que da mucha pena ajena:

Fuad: “Tienes muy bonitos ojos”

Víctima: “¿Te gustaría verlos en mi rostro cubierto de semen?

(Pausa obligatoria para que su rostro deje de verse así:)

Fuad: “No, me gustaría arrancarlos y servirlos en un plato”  

Esta calidad de diálogos causa dolores pancreáticos.

¿Que más les puedo decir de este decadente remake? Tuvo la oportunidad de darle un giro tipo slasher al argumento pues en varias escenas Fuad aparece con una máscara de Anubis antes de acabar con sus víctimas. Este hubiera sido el elemento que aportara una composición a la película sin desapegarse de lo comercial, pero para ello tendrían que haber dado mayor énfasis en las persecuciones y los asesinatos para captar la esencia del subgénero, y esta cinta realmente es muy muuuy floja cuando presenta sus asesinatos. Además el mondrigo de Fuad siempre se está quitando la máscara justo después de cada asesinato ¿De qué chingados le sirve pues?

Esta la historia en segundo plano de un cuadro amoroso de un policía y la hija de Fuad llamada Penny, que por igual cae en terreno estéril ya que solo sirve de relleno para los 90 minutos de película. Por si fuera poco la película trata al público como imbécil al mostrar una secuencia donde se repite los diálogos de Fuad por si acaso habíamos olvidado el increíblemente complejo desarrollo narrativo de esta cinta.  Cualquier persona atenta tiene la capacidad de retener información por más de una hora, no me jodan con que un recordatorio auditivo era necesario. Ni siquiera se trataba de un acertijo, eran solo diálogos aguados que por sí solos no llevan la historia a ningún sitio. 

En lo personal me cago la actuación del actor que interpreto a Fuad pues parece desconocer que para ser un villano debe tener una pizca de originalidad sobre su teatro y se encasilla en el cliché de asesino refinado y elegante que usa traje y disque buenos modales. Un esquema de asesino serial mega trillado que le encanta mostrar al canal de ID Discovery.

De entre todo, lo que me provoco mayor desagrado fue que ambientaron la escena del festín de sangre con la composición de En la Gruta del Rey de la Montaña, que para mí ya es pasarse a un nivel delirantemente estereotípico. Casi pudiera ser parodia de no estar tan mongólica. Es hartante toda esta presuntuosidad para una escena que termina siendo pobre y carente de impacto. Mas artificial y tendrían que ponerle su propia categoría en un bote de basura.

¿Qué sigue jodidos intelectualoides? ¿El Baile de los Cisnes? ¿Claro de Luna? ¿La jodida Marcha Turca? ¿Vomito en mi boca? Que falta de respeto, a este punto ya estoy excediendo el número de maldiciones en cada párrafo y realmente me vale camote. Pinche película fea chingado, ni ganas surgen de expresar todo este coraje porque distancia de ser divertido, y a cómo voy desarrollare síndrome de Tourette  cada que vea el remake de una pelicula.   

El  dichoso festín sangriento consiste en Ramses drogando a su esposa e hija y dándoles de comer las entrañas que había conseguido de sus víctimas, además de filetear las extremidades de un pobre diablo que seguía con vida. Realmente es menos impactante de lo que suena. Les doy esa garantía. Pero Fuad agarro justo el día en que el policía tenía una cita con su hija así que descubre todo el circo sangriento. Por supuesto que el tipo se queda esperando un rato antes de entrar a la cocina para que podamos deleitarnos de pena ajena con esta narrativa sobre canibalismo que parece sacada de algún cuchitril de internet como Deviantart o Tumblr.

Se concluye con una bamblozeada por parte de Ishtar, pues le prometió a Fuad que estarían por siempre juntos pero nonono lo que Ishtar buscaba era alguien que le remplazara en el inframundo. Así que toma pendejo, por merolico y lame botas te vas al infierno egipcio.

Nada de esta película funciona. Nada. La actuación es genérica, la música exagerada, la historia una burla a la original y los efectos de sangre solo están ahí para cumplir el factor morbo. Se queda años atrás de la película original, que con todas sus fallas entregaba una historia propia sobre fanatismo y festines sangrientos. Esta cinta es una regurgitación del concepto original a la que se han añadido moñitos y confeti buscando que el público se lo vuelva a tragar. Porque eso hace el capitalismo, crea entes que consumen sin cuestionar y sin estándares. Solo por el afán de consumir productos nuevos basados en productos viejos pero que se asemeja poco o nada a su origen. Pero al demonio ya me estoy castrando conmigo por reincidir tanto en criticar el capitalismo, todas los sistemas políticos me emputan y más me emputa la gente que no puede callarse el hocico con lo político, así que ya, mierda, quiero un respiro, quiero dejar de odiarme tanto por un rato. Quiero terminar esta reseña.    

El remake de Blood Feast  realmente es una mala película. Es evidente que conto con un nivel de producción por la nitidez de las tomas, iluminación y sonoridad. Y encuentro  impresionante como las películas que cuentan con mayor presupuesto a veces son las que menos ofrecen en cuestión de calidad. Recalco, una vez más ,que es un mero producto que busca ser consumido y tiene la fórmula mercantilista  para ello, pero pregúntense si en 2 o 10 años se estará hablando de esta cinta. Por supuesto que no, pues como efecto secundario al ofrecer una formula tan genérica también le han otorgado una fecha de caducidad. El hecho que ni siquiera se acercara un ápice a la película original  o su segunda parte confirma que es una porquería mal lograda. Absténganse de envenenarse con tanta mediocridad.  

Links de Interés:

(Tráiler de la Pelicula)

https://w.123-movies.club/blood-feast-2016/watching/

(Ver Película en Linea)

PD: Música con la que se escribió la reseña:

PD2: Ah si se me paso decirles sobre el ayuno de 5 días; lo cumplí sin problemas, los primeros 3 días son por los que más hambre pasa uno pero teniendo disciplina y bebiendo mucha agua se pasa sin problemas. El beberá agua con sal es muuuy muuuy importante pues el organismo empieza a quemar las reservas de grasa y esto deshidrata muy rápido al cuerpo. El cuarto día tuve un desliz en ese asunto de hidratarme y las tripas lo resintieron, pero nada que me bajara las defensas o me tumbara en la cama solo cierta inflamación estomacal. El quinto día era el que más temía pues según artículos a partir de ese día o el séptimo es cuando el cuerpo comienza a comerse el musculo y perder capacidad cognitiva. Lo segundo estaba apenas mostrándose pero de forma poco severa, me costaba un poco más de lo usual enfocarme en mis labores pero lo conseguía. La noche del quinto día fue la más pesada porque el cuerpo me despertaba cada 3 horas para prevenir que me deshidratara. Bebía mucha agua y me acostaba pero estaba teniendo un sueño sin descanso. Cuando desperté a las 5 de la mañana preferí desayunar de una vez. Me prepare todo un festín; 2 trozos de carne, 1 chuleta de cerdo, cebolla caramelizada, un plato de quínoa y un aguacate entero. Comí todo pausado y acompañándolo con mucha agua. Igual sabía que combinar carnes pudiera caerme pesado al igual que la cebolla pero señores fue un desayuno muy sabroso, me hizo pensar que alimentarse es de las mejores recompensas que uno puede darse en esta vida.

Por supuesto que el estómago debe reacoplarse y le toma su tiempo volver a lo regular, pero uno puede ayudarle comiendo sano, evitando lo que uno reconoce le cae pesado y consumiendo probioticos para devolverle al estómago su fauna intestinal. En una semana y media regularice la panza y descubrí con cierta sorpresa que algunas lesiones deportivas se habían apaciguado. Por igual sigo cuidando lo que como y evitando algunos asuntos como el café, el alcohol y las comidas saturadas de azúcar porque mi cuerpo lo prefiere de esa manera. No perdí musculatura y puedo asegurar que esos 5 días seguí el régimen de ejercicio que acostumbro sin modificaciones, que lleva levantamiento de pesas, abdominales, sentadillas con peso y ejercicios para la fuerza en antebrazos, además de 20 minutos de boxeo o kendo (como 2 horas totales de ejercicio). Fue una forma diferente de salir de la rutina y de practicar la disciplina. Tampoco creo que deba ser algo que deba repetirse cada cierto tiempo pero bien pudiera volverlo a hacer 1 vez al año solo por ocio. Si les interesa recomendaría que se iniciara con un ayuno de 3 días y de ahí ustedes juzguen si su cuerpo está apto para seguir, recordemos que esto se hace buscando poner cierto orden interior y en pos de una mejora, no como competencia ni como alguna prueba de carácter. En lo personal lo vi como un ejercicio de resistencia, donde la mayor labor seria el domino de la mente sobre el cuerpo.

Por André

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s