Sanguinario (Bleed)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Director: Devin Hamilton, Dennis Petersen

Género: Terror

Duración: 82 min

Año en el que se estrenó: 2002

Bleed (Sanguinario)

Sinopsis:

Maddy asiste a una fiesta con su novio. Pero su noche de diversión se convertirá en una masacre sanguinaria cuando sea invitada a participar en un juego de asesinatos. ¿Habrá forma de detener el terror y la muerte?

Opinión:

Una vez más me dignare a apartar algo a este espacio que mi compañero y buen amigo André ha ido cultivando de forma constante y rigurosa.

Confiado en mí última exploración al mundo de las películas rancias en solitario, decidí, de forma confiada y segura, volverme a sumergir, esta vez más profundo, con “Bleed” o “Sanguinario”. Otro Slasher, esta vez Estadounidense.
Bleed no presenta nada nuevo a la formula Slasher, es más, se apega mucho, quizá demasiado, a la receta del libro, en un nivel básico al menos. Los personajes son blandos, el guion es de lo más simple, y la actuación es mediocre cuando mucho. Las escenas sangrientas o de horror, la verdadera razón de ser de esta película, igual no están bien logradas: son poco creíbles, tienen una duración demasiado corta, y la mala actuación por parte de las víctimas, sumándole a eso que nuestro asesino estrella apenas y se mueve, hace que el filme entero se desmorone, resultando en una calificación promedio mediocre.

A modo de compensación, supondré yo, las escenas con desnudos y eróticas abundan. Me atrevo a decir que el 90% del Cast apareció desnudo al menos una vez. De este porcentaje, las mujeres en su 100% posean una escena en la que aparecen sin prendas, mientras que el 80% de los personajes masculinos igual siguen este destino, únicamente los personajes secundarios y terciarios y de relleno aparen con todas sus prendas correctamente puestas en todo momento.

Ahí lo tienen, una crítica dura quizá, pero verán, Bleed hizo todo lo posible por ganársela. La experiencia de ver esta película no fue precisamente agradable y… bueno, mejor permítanme ilustrarles el viaje, para que así puedan comprender mi dolor.

 

 

Crónicas de un crítico inexperimentado viendo películas de terror rancias II

Tras terminar con un día más de trabajo, me encuentro con un cielo apagado y nublado. No hay nada por hacer, así que me decidí a limpiar un poco mi escritorio.
Fue cuando sucedió, aquel DVD maldito, con esa película alemana, cayo, exigiendo mi atención. Viéndolo, me sentí orgulloso. Haber terminado con aquella película era un logro para mí, y a modo de alimentar aún más ese orgullo, decidí abrir y ver el DVD.

En ese momento marque mi destino. Pues, tras sacar el DVD, note algo peculiar. El DVD es de doble cara.
¡Que lo cielos me ayuden, esto no puede ser real! Pero lo era, y justo cuando leía con más cuidado la caja del DVD, la cual, me comprobó que efectivamente, eran dos películas las que residían en ese artefacto del demonio. El embrujo ya se había puesto en marcha, el DVD ya estaba dentro de mi computadora, y solo pude ver horrorizado como aquel artilugio infernal se sobre ponía ante mi máquina y se mandaba a reproducir.

Y empezamos. Debo decir, que tristemente este fragmento pose más terror que lo podría llegar a ofrecer Bleed.

La película inicia, y con que me encuentro, pues con 2 travestis supuestamente heterosexuales saliendo de una fiesta. Conocer qué tipo de fiesta era, o porque carajos iban vestidos de mujeres de dignidad dudosa será un secreto que me atormentara hasta el fin de mis tiempos.

Surge una escena de lo más incómoda, e inmediatamente, tras que ambos amigos se separaran, *BUM* llega nuestra nuestro asesino de la máscara blanca y traje negro a matar de forma sugestiva al incauto travesti… y pensar que estaba comiendo palomitas, ugh. La muerte, AUN mas incomoda que las escenas anteriores, y que las muertes comunes en los Slashers en general, resulta también  físicamente imposible, pues con solo una navaja el asesino logra abrirle de abdomen a tórax el cuerpo completo del “actor”, quien no demostró emoción alguna durante toda la condenada escena.

Oh, y el asesino mata con un martillo a otra tipa que resultaba estaba con la mitad superior de su cuerpo al desnudo mientras esperaba en el patio de su casa a media noche, solo para estar seguros.

Hay una canción junto a una secuencia de créditos de entrada innecesariamente largos, y la introducción, que no introduce nada, termina y comenzamos con nuestra protagonista: Maddy, quien acaba de recibir un nuevo empleo en alguna oficina anónima en Hollywood. No, no es que no recuerde el nombre de la compañía, es que realmente nunca lo mencionan, es más, nunca mencionan que condenado cargo tiene, o que fregados se supone que tiene que hacer.

 

Ok, detalles nada importantes supongo. En seguida, tras una escena algo corta, nos dan a entender que Maddy es un alma solitaria y carente de amigos y familia.

La desdichada va al parque, acontecimiento acompañado de un video de mala calidad de una ardilla a modo de transición y una conversación con quien parece ser un compañero de trabajo. Repentinamente ella deja de estar sola:
Ahora Maddy está en una relación, a dos personas les gusta esto.

Bien, aun me lo puedo tragar, agrégale más secuencias de transición, seguidas de escenas sin sentido de relleno, donde Maddy es invitada por su nuevo Novio a una fiesta, y de repente, ya estamos en ella.

 

Podemos ver un mal ritmo en el pasar de los hechos, pero nada que comprometa seriamente la calidad de la película aun, así que continuemos.

La fiesta es en una piscina, y es en este punto donde la densidad de desnudos sobre el tiempo crece bastante. Algo de drama, platicas de relaciones pasadas, desnudos, más desnudos, y hamburguesas, y es todo, hasta que llega la noche, y es cuando la historia comienza a moverse.

El club del asesinado es, casualmente, introducido.

Y es desde este punto en adelante donde todo comienza a salir volando por la borda.

Tu grupo de recientemente adquiridos amigos te confiesan que están en un club donde sus actividades giran alrededor de la idea de crear placer al victimizar civiles incautos. Posen incluso su propio sistema de niveles por actividades, que es como sigue:

Club del asesinato

Nivel 1: robo.

Nivel 2: robo a mano armada.

Nivel 3: homicidio.

Todo dicho de la forma más casual imaginable. Cualquiera se alteraría, o reaccionaria de algún modo notoriamente fuerte. Pero Maddy solo se queda mirando con la boca abierta a cada uno, y lo único que llega a decir es: “Esto es aterrador”.  Sin estar aterrada, o asustada, o inquietada, o algo que se le parezca a una emoción siquiera.

Oh, y la historia solo se vuelve más estúpida a velocidades impensadas.

 

Uno de los integrantes del club llamado Chris comenta: “Mate a un tipo en su auto, fue genial”. Sin realmente estar exaltado.

“Partí a un indigente como leña” –Dice otro de por ahí.

 

“Estoy abrumada” – Dice nuestra protagonista, mostrando la misma carencia total de emoción.

 

Ah, pero el oro se lo lleva el siguiente:

“Oye, pero no le vayas a decir a nadie, eh” –NO. LES. MIENTO. De verdad, esto sucede.
Y justo cuando se acaba esta escena saltamos a, adivinaron,  una escena erótica.
Una pareja de personajes nada importantes y no introducidos hasta este momento es puesta en pantalla, y nuestro querido asesino al fin reaparece, toma un cable y estrangula a los dos tortolos… al mismo tiempo. Esta ejecución hubiera estado muy bien de no ser, una vez más, por la mala actuación, pues las caras de las victimas hacen que se pierda toda seriedad en la escena.

No hay gritos, no pelean, no hay miedo ni horror en los rostros de ambos actores. Es más, la cara que ponen solo dan a entender que simplemente alguien los está molestando. Ni siquiera la tipa se impresiona o reacciona al ver a su pareja morir.

Suficiente, ok, los actores son malos, ok. Ni hablar, veamos que sigue.

Lo que ahora el director nos muestra es una escena donde múltiples  voces internas atormentan a Maddy,  pero todo se vuelve una comedia por el extraño efecto de eco utilizado por la dirección en sonido.

Bien, el mal sonido y las malas transiciones alivian el dolor, pues son cómicos sin pretenderlo.

Pero lo que sigue, oh, lo que sigue, no estaba preparado. Era imposible verlo venir. Me dijo sin aliento, sin habla. No sé qué decir… fue la escena de pelea más…arggh… y el dialogo… y la forma en que la mata, y la emoción…Necesitare tiempo.
Verán, esta secuencia surrealista comienza en algún estacionamiento, una mujer al bajar de su auto, raya el auto de Maddy, quien, molesta, se baja a discutir el incidente. La tipa responsable se pone a hablar por teléfono, ignorando a Maddy. Esto provoca un enojo creciente, quien decide darse a ser atendida por las malas. Pues toma el teléfono de la tipa, y se lo arroja, reclamando por tercera vez su atención.
Lo que sigue a continuación, es una pelea de empujones donde ambas contendientes se gritan en el mismo tono “Maldita Perra” una a la otra. En algún punto Maddy empuja a tu rival a un muro, la toma por la cabeza y la comienza a estampar repetidamente contra tal muro, lo que provoca que su cráneo reviente, convirtiendo a Maddy en una súper humana y en una asesina.

Por si fuera poco la ridiculez anterior, el director decide atormentarme con un minuto entero de voces internas y ese mal eco desesperante.

Quizá perdí el conocimiento, porque lo siguiente que recuerdo es que Maddy está con su novio Sean contándole el incidente, quien tras escuchar que su novia ahora es una asesina muestra tanto asombro como yo al ver la pantalla de inicio de computadora: Nada. La indiferencia del tipo, en contraste con el supuesto asombro inicial que intento mostrar, vuelven mucho más obvia su mala actuación.

Es en estos momentos, cuando estoy contando los minutos para que esta cosa acabe, cuando al fin una luz, una hermosa luz ilumina al filme, algo hermoso y poco esperado.

WOOOOOOh!

WOOOOOOOh!, lo sabía.

Estos tipos son los maestros por accidente del arte del troll. El club era una mentira. Hacer que tu novia mate a alguien para que encaje en tu círculo de amigos, o Wow.
Todo resulta ser que querían bromear, pero Maddy, de una forma u otra, se lo tomo demasiado a pecho. Y ahora, la pandilla está metida con un asesinato autentico, causado por ellos indirectamente.

Pero la mala actuación, o mal guion, o ambas cosas, atacan de nuevo:

-Hey, Maddy mató a alguien.

-Qué, pero era una broma

-Sí, y fue a una mujer

– Oh, que terrible

Todo con la misma emoción que mostrarían al ver secar la pintura. Es como si lo hicieran apropósito, protestando por un mal sueldo, o porque no les dieron tacos para cenar en el set, o que se yo.

Tras ser plasmado estos hechos, adivinen que, el asesino ataca de nuevo, por un momento me había olvidado de él. Solo que esta vez, en vez de asesinar a personajes nunca antes introducidos, al fin se digna a matar a integrantes del cast principal. Nada impresionante, las muertes son iguales, sin emoción, sin gritos, sin intentar escapar o luchar. Sin nada

 

Ahora, el argumento parece que se vuelve más y más inestable, pues Maddy comienza a recordar su triste pasado, donde una madre intolerante y religiosa la deja en la calle por haber abortado a un niño no deseado. Uno pensaría que esta escena tendría importancia y estaría bien grabada, pero no, Maddy muestra su peor actuación hasta el momento en este punto.

Y, de repente, Maddy sospecha que Sean pudiera ser un asesino al encontrarse a otro personaje del cast muerto en su patio.

Maddy sin saber en quien confiar, corre con Chris, le pone al tanto de la situación, y tejen un plan un tanto simple para poner en evidencia a Sean, o mostrar su inocencia. Maddy y Sean pasarían una velada romántica, mientras su mejor amigo ira a husmear al apartamento del sospechoso en busca de alguna prueba.

Al parecer el concepto de poner seguro a la puerta de entrada del hogar es alíen para todos los personajes de esta película. En este punto, todos los personajes que aún quedan vivos entran y salen de las casas y apartamentos de los demás por la puerta principal sin problema alguno.

Total, tras fallar en el plan pues Chris no encuentra nada y Sean decide retirarse un tanto ofendido del apartamento de Maddy, las cosas toman un giro abrupto. Sean decide ir a casa de su mejor amigo a hacer justo lo que este le hizo, buscar pistas.

Sean inmediatamente regresa al apartamento de Maddy, con el disfraz que el asesino ha estado usando lleno de sangre en manos,  listo para advertirle a Maddy que Chris es el verdadero asesino. Pero por razones desconocidas para los mortales, Maddy está totalmente convencida en este punto de que Sean es el verdadero asesino, y no le cree palabra alguna. Durante esta conmoción, que no es más que un “Tu eres el asesino”, “No”, “Si”, “No”…  Chris llega al apartamento sigilosamente y *BUM* mata a Sean con un hacha directa a la espalda, y luego dice haber salvado a Maddy.

SI aún me siguen, y están entendiendo esta telaraña de trama, los felicito. En verdad que si.

Total, Chris por otra de esas razones que no me es posible descifrar confianza su amor eterno a Maddy, quien se retira a su cuarto con pretexto de necesitar tiempo, esto exaspera a Chris y *CHANCHANCHAN* confianza haber sido el asesino todo este tiempo. Oh, pero que fin tan inesperado.

Lo que sigue no es más que una persecución dentro del departamento,  dejan en claro que las puertas están hechas de cartón y que nuestro actor Chris no sabe cómo sostener un hacha. Tras un dialogo extenso con una persecución nada dinámica y simple de por medio, Chris atrapa a Maddy. La ata, la mete a la cajuela de su auto, y Chris decide viajar a las vegas, donde se casaran y vivirán felices por siempre. Fin.

El DVD sale, pero no el Sol. Ya es de noche después de todo.

La pregunta campanea en mi mente, una simple pregunta.
“¿Qué acabo de ver?”
Y así, culmina mi odisea por ver Bleed.

//Fin de las crónicas

Esta película fue dolorosa de ver. En comparación con mi pasada critica, película que por cierto está en la cara opuesta de esta DVD, “El descuartizador” luce como una obra maestra.

Está muy claro todo lo negativo que posee esta película. Me temo que lo único rescatable que tiene es que puede ser usada como una película para ver con amigos, para reírse de lo mala que es, pues les puedo asegurar que si la encuentras en su club de video de preferencia, estará a la venta con un precio aún menor a la de las rentas.

Espero que para la próxima me topé con una película con mejor contenido, no en calidad, la quiero igual o más rancia, pero con contenidos tan malos que sean graciosos, vuelve más divertido escribir sobre esas películas.

Sin más, me despido, un saludo, y un recordatorio rápido.
Aléjense de las películas rancias, déjenles el trabajo a los profesionales.
-Anker

P.D. No me hago responsable por cualquier daño causado si se decidiera a ver esta película, he dicho. Disfruta de tu función.
 

– Trailer de la pelicula

http://www.youtube.com/watch?v=ydbo0xAUs_I

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s