El Descuartizador (FLASHBACK – Morderische Ferien)

Director: Michael Karen

Género: Terror

Duración: 92 min

Año en el que se estrenó: 2000

Sinopsis:

Cuando era niña, Jeannette observó el asesinato de sus padres a manos de un loco que descuartizaba a sus víctimas con una hoz. Ahora, la gente que la rodea empieza a morir también, en extrañas circunstancias.

Opinión:

Primero que nada, hola a todos, su servidor es un nuevo escritor que por fin se dignara a aportar algo al blog. Esta semana la dinámica cambiara un poco, André dejara la pluma de lado por un momento, pero muy probablemente no su pila de películas, y yo tomare la tarea de entretenerlos con una película rancia, nada conocida y, sobre todo, alemana.

“El Descuartizador”, o “FLASHBACK – Morderische Ferien” o “Un verano Sangriento” o como sea que la casa distribuidora encargada del doblaje se la haiga pegado la gana de titular, nos presenta la idea de un slasher un tanto más original a lo habitual. Una historia con un inicio rápido, un desarrollo lento y un final movido, fluido y un tanto radical, nos intenta comprar con un ritmo decente, enganchándonos desde un inicio, pretendiendo dar a conocer a los personajes y finalmente, echarlo todo por la ventana para dar un clímax un tanto fuerte, cargado y, que puedo decir, satisfactorio, pues es la mejor parte de la película.

Bien, muy bonito, si, muy alemán, o sí; pero el mundo no es un lugar tan tierno, oh no, la película en su intento de ser un tanto original nos termina, este, dando, compartiendo, ideas un tanto difíciles de tragar. En ocasiones  rompen con la credibilidad de la película, en otras simple y sencillamente terminan siendo hilarantes.

Verán, es un tanto difícil de explicar, y dado que mi acervo en cuanto a películas de terror es sumamente bajo, pues puedo contar las películas de terror que he visto con los dedos de mis manos, les ilustrare la película de la siguiente manera:

*ejem*

El blog de Películas Rancias Presenta:
Crónicas de un crítico inexperimentado viendo películas de terror rancias

Era una mañana de verano nublada, tenía en frente un DVD barato y empolvado con la leyenda de “El Descuartizador”, con llamativas y escalofriantes letritas ensangrentadas, y la promesa de pasar un buen mal rato. Por fuerzas cuyos orígenes superan la capacidad de mi diminuta mente humana, me vi incapaz de poner a un lado este DVD y hacer cosas más productivas, así que lo metí en mi computadora, y como por arte de magia negra antigua, la película se reprodujo por sí misma, ignorando mi voluntad, sin preguntarme siquiera si deseaba reproducirla.

Entonces, lo supe. Estaba condenado, mi mañana sería usada en esta película. Pues bien, me amarre al asiento, subí el volumen, me puse mis audífonos, y en marcha.

Lo primero que noto es que la película es alemana, pues, el título de Morderische Ferien me gusto para ser alemán (Lo cierto es que no tenía idea, pero luego pude verificar que sí acerté). Todo inicia en un tren, con una pareja de adolecentes lujuriosos tomando unas supuestamente merecidas vacaciones, y entonces llega el descuartizador con su hoz y los mata, fin de escena. No, es en serio, es todo, es así de simple. Nada importante sucede, únicamente presentan al asesino. Bueno, la pareja andaba coqueteando, si, tienen que rellenar la escena con algo después de todo.

Bonito, un asesino con una hoz, en lo que parece ser una bata de baño floreada. Ok, me lo puedo tragar. Ahora, la escena brinca a algo más importante para la historia. Vemos una familia feliz, discutiendo felizmente sobre tareas, libros e idiomas. Mira nada más, una familia de tres, un papá alemán, una mamá francesa, y una niña bilingüe. Todo está bien, una familia feliz. Entonces, bum, se va la luz, y el loquito del hoz entra en la casa, y bueno, ya se imaginaran el resto. El loco mata a ambos padres, y justo cuando regresa la energía, la niña decide levantarse a apagar todo, solo para toparse con la horrible imagen de un tipo de género dudoso haciendo carnicería con sus padres. Convenientemente había una radio prendida en donde estaba convenientemente puesta una estación que transmitía convenientemente un programa de noticas a media noche que informaba sobre este mismo asesino, describiéndonos a detalle como es: “un tipo vestido de mujer que viola a sus víctimas y luego las descuartiza, no siempre en ese orden”. Genial, la niña está sola en la casa con un Psicópata travesti violador necrófilo. Justo cuando todo parece perdido y la niña queda a merced del asesino, la escena termina, nos muestran que todo era un recuerdo inducido por hipnosis de un loquero que pretendía recuperar los recuerdos de la víctima.

Diez años han pasado, Jeannette es el nombre de la niña, a quien por comodidad llamaré de ahora en adelante Jeanie. Pues resulta que Jeanie ha vivido desde los 12 en un psiquiátrico, recibiendo terapia constante tras lo sucedido aquella noche.

Bien, tenemos el inicio de la historia puesto, con sus detalles, pero bueno. Lo cierto es que lo que más me molesta es que Jeanie luce extremadamente normal, y queda totalmente fuera de lugar en ese manicomio. De hecho si no fuera porque explícitamente dijeron que está bajo terapia, nunca hubiera creído que esté dentro de ese loquero. En fin, detalles.

Ahora, moviendo la historia, inmediatamente después de introducirnos, el doctor de Jeanie le propone salir al fin del hospital, ofreciéndole además un empleo como profesora particular de francés. De lujo no, perfecto para ella. Jeanie se hace la del rogar, pero acepta a fin de cuentas. Se despide del doctor, compañeros de loquero, pero ignora al guardia Don Toño (Me tome la libertad de ponerle nombre), quien muy cordialmente si se despide de ella, pero Jeanie no, que grosera.

Y es aquí donde la historia se detiene y se vuelve un tanto lenta, al punto que llego a olvidar de que se trata de un Slasher. La familia a donde se va a trabajar consta de tres hermanos: dos mujeres y un hombre, todos ya mayores de edad. Todo el ambiente cambia, la casa a donde llega está llena de misterio, los hermanos la tratan de forma cordial pero muy poco natural, al punto que parece ser simpe mal actuación. La historia toma, durante el transcurso de casi una hora, el curso de una película de drama, misterio y romance.

Ok, ignorando el hecho de que una familia contrato a una ex paciente de un hospital mental como profesora particular para sus hijos, la historia aunque considerablemente más lenta, llena de detalles innecesarios y poco entretenidos, me la sigo tragando.

Una historia que desarrolla lentamente el romance entre el hermano mayor, Leon y Jeanie, mientras la casa nos oculta un misterioso pasado de los tres hermanos junto a una mucama mayor de edad que ya conoce el secreto, insistente en que no indagues en tales temas. ¿Podrá el amor triunfar ante esta relación prohibida? ¿Jeanie logrará resolver el misterio de los tres hermanos? Fuerza Jeanie, tú puedes alcanzar tus sueños.

Oh, cierto, había un psicópata asesino asueldo por ahí, ¿no?.

Bueno, mientras tenemos a la mucama para entretenernos. Primero está en modo “mujer mayor de edad tijeras” que esta insiste e insiste en que los tres hermanos son una calamidad, decían cosas horribles sobre la idea de tener una tutora de francés y de cuanto preferían irse de vacaciones; a lo que Jeanie se mostraba indiferente, pero la mucama insistía, en un claro ataque de “Vamos, pregúntame que decían, pregúntame porque digo que son una calamidad, ¡Pregúntame!” Solo para que en la siguiente escena, al mencionar un oscuro pasado de los hermanos, obteniendo al fin el interés de Jeanie sobre el tema, se niegue a dar información alguna.

Mucamas, que haríamos sin ellas. Miren, los hermanos organizan una fiesta, y todos saben lo que pasa en las fiestas de las películas Slashers. Hay al menos unos 5 amigos idiotas perfectos para ser asesinados, al fin, regresamos a la trama principal. Pero oh sorpresa, la fiesta acabo, y nadie, repito, nadie salió herido, o borracho siquiera.

No, esperen, Leon rechazó a una tipa de pelo rosa con un dildo amarillo en manos, y ahora enojada, ella decide regresar a pie a su casa. Quizá, quizá al fin venga una muerte. Nuestra joven de pelo rosado va indignada por el camino cuando escucha unos ruidos extraños a su espalda, por lo que alarmada voltea, apunta con la luz de su celular y amenaza a su posible agresor con el dildo… esperen, ¡¿Esa tipa acaba de usar un dildo como arma?! “Atrás, tengo un dildo amarillo con pilas y encendido, y no durare en usarlo”.

Por desgracia esta es la parte más interesante de esta escena. Sí, la tipa muere. El loco, después de  40 minutos de inactividad al fin regresa a sus andadas y cobra una víctima, de forma un tanto simple; pero vamos, es difícil de meter una escena mejor después de esa amenaza con el dildo.

Nuestro querido asesino, además, se cobra la vida de un pobre sujeto que también atendió a la fiesta, quien dejo su auto aparcado en medio del bosque, pero a nadie le importo.

Cualquiera diría que el terror al fin va entrar en escena, pero no. Me esperaron otros 20 minutos de romance, pues tras la fiesta Leon y Jeanie finalmente comienzan a poner a flote su prohibida relación amorosa. Ah, y sobre el misterio de los hermanos, la mucama se deja de hacer la del rogar y al fin revela que la madre de los pequeños se suicidó en un establo que tienen abandonado a un lado de su casa. Trágico. Lástima que no tenga importancia alguna para la historia. Y como nuestra querida mucama por fin cumplió con su objetivo en la historia, el director decide deshacerse de ella, no sin antes agregar algo de drama, pues la mucama descubre la relación entre Jeanie y Leon, pero poco después es asesinada y su cadáver muy probablemente aparecerá en los noticieros amarillistas de Alemania esa misma noche.

Y es aquí donde entra el clímax de la historia, la cordura sale por la ventana, y tras una hora de espera, se deja venir todo lo bueno de la historia.

Resulta que los tres hermanos deciden jugarle una broma a Jeanie. Una muy inocente broma por cierto. Verán, los niños pretenden que el psicópata que asesino a los padres de Jeanie está dentro de la casa. Leon se disfraza de dicho asesino, y simulan que este descuartizo a uno de los hermanos, esto desencadena una serie de recuerdos reprimidos de Jeanie, provocando que entre en un shock nervioso, dejándola en un estado vegetal.

Oh, jóvenes, esos diablillos, son tan traviesos.

Es aquí donde el director escupe y pisotea en todo en lo que alguna vez creí. Leon revela que hicieron esta broma con el único fin de asustar y hacer que Jeanie se valla de su casa, pues los niños quieren tener sus vacaciones. Lo del supuesto romance solo fue una apuesta, pues un amigo de Leon lo retó a intentar acostarse con Jeanie, y el como buen amigo no podía declinar tal reto. Las hermanas igual siguieron la corriente, pero ahora, al ver que su broma se les salió de las manos, estaban un tanto tensos viendo que hacer. Tras intentar hacer volver en sí a Jeanie, Leon sugiere simplemente dejarla a sí en su casa, pues al fin y al cabo nadie está enterado que los hermanos conocen del expediente médico de Jeanie, pueden decir que no sabían nada.

Exacto, Leon, quien se había comportado como un príncipe encantador resulto ser un bastardo de primera.

Mientras las hermanas menores se disponían a poner a Jeanie en su habitación, el teléfono suena. Es el médico de Jeanie, quien venía en plan de hacer una visita. Las hermanas nerviosas terminan confesando lo que hicieron. El medico sobre reacciona, y tras una pausa les indica que salgan de ahí, pues, el hombre que originalmente asesino a los padres de Jeanie ya estaba muerto… fue Jeanie misma quien, esa misma noche, le dio fin a su vida, con la misma hoz usada por el asesino.

Santa madre de dios. Eso significa que… Jeanie, tu eres el villano! Y entonces Jeanie fue un psicópata asesino violador necrófilo.

Dios, que giro. Leon es un bastardo, todos odiaban a Jeanie, y Jeanie era el asesino todo este tiempo. Toda la historia fue mentira, ¡Toda! Incluso dude si la película era realmente alemana.

Y es aquí en adelante donde la película al fin toma la forma de un Slasher. Tras la reveladora llamada del médico, las hermanas se percatan de un detalle, Jeanie ya no estaba donde la dejaron *sonido_dramatico03.wav* y tras explorar descubrieron que había, sobre la mesa, un LICUADO DE GATO ¡Jeanie, cómo pudiste!

Oh, y la hermana menor dice un dialogo tan iluminador y a la vez obvio que es genial: “Nosotros empezamos todo esto. Y ahora nos va a matar a todos” *tururururu*

Las hermanas horrorizadas corren donde su hermano Leon, contándole sobre la situación actual. Leon, ahora armado con un cuchillo, intenta pensar en cómo escapar, cuando alguien toca a la puerta. Leon desesperado se prepara, y en cuanto esta cede, arremete contra el invasor, haciéndole un par de perforaciones en el pecho. Muy bien, acabó con el intruso, excepto que este intruso era el médico. Nada mal Leon, no solo eres un bastardo, sino que también asesinaste quizá su única esperanza de salir con vida.

Y que haremos ahora, se preguntan los hermanos. Simple, alguien tiene que ir por las llaves del auto para escapar, es lo que piensa Leon, quien también propone dejar que la suerte decida quien cargara con esa responsabilidad. Y la ganadora fue, siendo la siguiente victima obvia, la hermana del medio. Y su reacción: “Maldición, me tocó ir, bueno, vuelvo rápido”. No les miento.

Para darle más sabor, y volver más obvio aun que va a morir, su teléfono suena, y la muy inteligente se detiene a contestar. Ahí, se para, en seco, eh intenta hablar como por 15 segundos con una grabación. Por qué razón una maquina te llamaría en la noche, no lo sé. Pero más importe aun, ella atendió y estuvo hablando con esa cosa, aun no me la creo. Esperen, se pone mejor, Jeanie se le para enfrente, y su reacción simplemente no tiene precio: “Oh no, voy a morir, wah, wah wah”. Y es más o menos todo lo que hace.

Mientras tanto, su valeroso y noble hermano mayor nota toda la conmoción y dice: “¡La está matando, perfecto, es nuestra oportunidad!  Huyamos” Este tipo es el mayor hijo puta, les digo.

Mientras tanto Jeanie decide herir el brazo de la hermanita, empujarla a la alberca, y luego accionar el mecanismo para cerrarla. Dicho mecanismo es más lento que yo escribiendo criticas de películas rancias. Por desgracia, la hermana no logra salir a tiempo. Aparentemente una herida en el brazo izquierdo te deja incapacitado como para poder nadar y salir de una alberca que se cierra a la velocidad de un caracol con asma.

Leon y su otra hermana, por su parte, logran entrar y huir en auto con éxito. Muy bien, las victimas entran al auto, este no tiene mal funciones y se van rápido del lugar, vamos bien. Hasta que JEANIE DE LA NADA ATACA EL QUEMACOCOS DEL AUTO, PUES DE ALGUNA FORMA TERMINO EN EL TECHO DE ESTE. Así es, no solo era la asesina, también era la mujer araña.

A continuación suceden muchas cosas en solo instante, aun no estoy seguro de lo que estoy viendo. Básicamente el auto se estampa con otro auto, la hermana escapa con una herida en la pierna, pero Leon queda atorado en el Auto, Jeanie aprovecha la situación y Leon recibe su merecido, junto con un extra. Sus bolas han sido perforadas. Eso tiene que doler.

De alguna manera, con tres costillas rotas, un pie torcido y las bolas perforadas, Leon escapa y logra regresar a su casa. Pero este siendo un Slasher, y teniendo como villano a la mujer araña, Jeanie no tarda en acorralar de nuevo a Leon, quien como último recurso grita: “Jeanie, yo te amo, ¡De veras!” El resultado: Jeanie se come sus labios, y luego le perfora el pecho. Quizá la mejor muerte de toda la película.

La ultima sobreviviente de los hermanos por alguna razón decide quedarse sentada tras un árbol en vez de escapar de una vez por todas de ese lugar, lo que permite a Jeanie llegar a ella en tan solo unos instantes, quien, tras correr por un rato, es finalmente acorralada a orillas de un acantilado.

Apropósito, me encanta como todas sus víctimas se quedaron de pie, mirando cómo se acercaba Jeanie, sin meter manos siquiera. Vamos, es una asesina psicópata que viene matando desde los doce años. Golpeen, empujen, muerdan, ¡Insulten tan siquiera! Pero no, la última víctima solo dice “por favor” se arrodilla frente a ella y… sobrevive.

Curioso, la víctima más fácil e indefensa es quien sobrevive. Como lo hace, ve tú a saber. No, en serio, quiero decir, justo cuando Jeanie está por finalmente asesinarla, se detiene, y luego la escena cambia. La hermanita esta con un psiquiatra, en terapia, recordando de la misma forma que Jeanie al inicio de la película. La hermanita dice no recordar nada tras ese encuentro cercano, y tras un acercamiento a su rostro seguido de una sonrisa sugerente, pum, créditos finales.

Finalmente recupero el control de mi computadora, cierro el reproductor, y saco rápidamente ese maldito DVD de mi computadora.

Es mediodía, el sol al fin se asoma. Tras reflexionar por un momento, recuerdo que la maldita película se llamaba “EL descuartizador”. Me siento ultrajado, quiero decir, nunca se descuartizo a nadie en toda la cinta. Esperaba una película con gore por montones. Algo donde pudiera apagar mi cerebro y disfrutar de desmembramientos, no un drama con finales radicales. Así que, con un remordimiento similar al del comprador, me dispongo a escribir mis memorias, en verdad no quiero tener que volver a ver esta cosa.

//Fin de las crónicas

Pues ahí lo tienen, una película de concepto aparentemente simple, con un desarrollo lento, pero nada es lo que parece, y El descuartizador lo deja muy en claro, con un clímax interesante, haciendo que valga la pena la espera. El contenido es fácil de captar, pueden ver esta película cualquier tarde, entre amigos o en solitario, no importa. Recomendaría entre amigos, jueguen a quien encuentra más detalles extras innecesarios, cuenten cuantos tipos de cabello largo rizado hay por ahí, o jueguen a encuentren al mexicano (En serio, casi puedo jurar que vi uno en la película).

De momento, esto es todo, me despido, pasen un buen día, y aléjense de las malas películas, dejen eso a expertos calificados.
-Anker

PD. Esta crítica contuvo datos importantes que pueden revelar detalles de interés para la historia en cuestión, manéjese con discreción.

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s