El Juguetero del Diablo: Un Nuevo Comienzo (The Puppetmaster: The Legacy)

Ficha Técnica:

Director: Charles Band

Género: Suspenso

Duración: 80 min

Año en el que se estreno: 2003

 

Sinopsis:

Una misteriosa asesina esta tras los pasos de André Toulon, un titiritero capaz de animar a sus marionetas por medio de una sustancia mágica que solo él conoce. El rastro lo lleva a un viejo conocido de Toulon, Eric Weiss, quien se presume ha heredado los conocimientos del titiritero al igual que sus peculiares marionetas. Bajo amenaza Weiss se ve obligado a contar la historia desconocida de Andre Toulon, desde cómo consiguió la formula hasta sus últimos días de vida.

 

Opinión:

La saga  The Puppetmaster ha sido una de las más memorables en el cine B debido a su curiosa temática, tétricas marionetas y sus escenas de stop motion dinamico que pondría en vergüenza a otras cintas con la misma técnica, ya que las tomas se ven llenas de una fluidez increíblemente bien lograda en cada cuadro.

La historia de las marionetas macabras se narra en diez películas, donde se revela más información sobre la vida del titiritero André Toulon y como este con la ayuda de sus marionetas consigue realizar sus maquiavélicos planes.

Es una trama interesante una vez que se han liado todas las piezas del rompecabezas, en el caso de esta cinta “The Puppetmaster: The Legacy”, que corresponde el número ocho en la cronología, se realiza una recapitulación de los hechos primordiales de la vida y obra de Andre Toulon al igual que sus marionetas;

El icónico Blade que representa la imagen de un asesino con todo y conjunto de gabardina y sombrero. Quien tiene una navaja en una mano y un garfio en la otra. Fue hecho a la imagen de el general Gestapo Krauss, responsable de la muerte de la esposa de Toulon. El nombre provisional que le daba al desconocer su nombre era “Apuñalador Mcquenzy”.

Pinhead, el de enormes brazos y diminuta cabeza. Con la fuerza suficiente como para estrangular a un hombre. Esta marioneta contiene el alma de un conductor de camiones que durante la ocupación nazi llevaba comida a los barrios judíos, lo que le consiguió la muerte a manos de los nazis. Su nombre provisional al desconocer su nombre era “Gran Sanson”.

Sixpistols, el vaquero de seis brazos y seis revólveres que además puede escalar paredes como una araña. Esta es una de las marionetas que se encuentran en el delgado borde de la genialidad y lo bizarro, volviéndolo sumamente original y a la vez tétrico. Basta con mirar su rostro para darse cuenta que no importa quién sea el vencedor, su eterna sonrisa te perseguirá hasta la tumba. Mi marioneta favorita sin duda. Su nombre provisional era “Vaquero Araña”.

Jester, la única marioneta capaz de expresar emociones por medio de un rostro dividido en 3 secciones que rota según la emoción a representar.  En vida solía ser un bromista cuyas travesuras irritaron a los nazis y lo mandaron fusilar. Pobre tonto, todos sabemos que los nazis tienen el peor sentido del humor. Su nombre provisional era “Payaso Caraloca”.

Tunneler, una marioneta vestida de militar con un taladro en la cabeza que como se podrán imaginar lo utiliza para hacer túneles en la carne de sus víctimas. En su otra vida fue un soldado capturado por las tropas nazis que fue obligado a trabajar en las minas de sal hasta su muerte. Que irónico. Nombre provisional: “Tunelito 5”.

 

Leech Woman, la única marioneta femenina del grupo, con la habilidad de vomitar sanguijuelas a voluntad. Bastante bizarro y genial si me permiten decirlo, ¿A quién no le gustaría vomitar sanguijuelas para mermar a sus oponentes? En su otra vida fue la esposa de Toulon, que fue muerta a tiros cuando protegía a las marionetas de los nazis. Nombre provisional: “Madam Sanguijuela”.

Torch, una especie de marioneta-robot color negro con dientes de bala y un lanzallamas portátil que usa para freír a los ingenuos.  Es genial porque sus apariciones siempre terminan con un pobre diablo envuelto en llamas. La viva imagen de la fulminación espontanea. Mi segunda marioneta favorita. Su nombre provisional era “Nazitron9000”.

Existen otras 47 marionetas que aparecen a lo largo de las 10 películas que conforman la colección, cada una con el mismo toque bizarro-macabro que caracteriza a la serie. Aspecto que le agrega un apartado creativo que rompe con la monotonía de ver siempre las mismas marionetas en acción. Da en el clavo para aquellos que gustan de lo siniestro y todo aquello fuera de lo ordinario.

En el apartado de la historia cada película revela detalles sobre la vida de Toulon y sus pequeños acompañantes animados. Lo que incita a ver cada cinta para conocer cada recoveco sobre el titiritero, su muerte, reanimación y decadencia, todo esto acompañado de sus fieles creaciones.

Como ya se menciono en esta octava entrega “Puppetmaster: The Legacy” es una recapitulación superficial de todos los hechos de las cintas anteriores, mencionando la obra de Toulon y sus múltiples consecuencias mediante diversas cintas guardadas por su actual sucesor, Eric Weiss, quien se ve forzado a darlo a conocer bajo amenaza de una asesina cuyo nombre y contratista resultan desconocidos durante toda la película.

Es una cinta con un valor creativo más que por su buena actuación o efectos. Se podría decir que los protagonistas son las marionetas en lugar del viejo Toulon y el pobre Weiss, pues son ellas las que están presentes en las escenas clave y resulta entretenido ver como se mueven en cada toma, algo así como un Toy Story  alternativo y violento;

Blade podría ser Woody y Pinhead Buzz Lightyear.

Lo lamentable es que debido a que se trata de una recapitulación de todas las películas son muy pocas las escenas ubicadas en el presente inmediato de la historia. Las pocas que hay resultan nefastas por los diálogos flojos y su pobre actuación, que se ve reflejado en una sola persona; la asesina, cuyo concepto de actuación se reduce a hablar fuerte y tener los ojos  abiertos de par en par todo el tiempo.

-Eric: ¡BASTA MUJER ME INCOMODAS!

También se debe destacar el final, que resulto confuso en lugar de impactante como planeaba la historia; Eric es el nuevo titiritero pero por alguna razón el legado suena más como una maldición. A unos segundos de que nos enteramos de aquel suceso la película decide terminar, dejando muchas dudas sin respuesta e interminables interrogantes (por lo menos para los hiperactivos):

¿Qué paso con Eric Weiss?

¿Quién contrato a la asesina?

¿Quién rayos son estos tipos?

¿Por qué Blade tiene clavos en los ojos?

¿Crecerá algún dia la cabeza de Pinhead?

No se sabe, tenemos un final abierto con posibilidades infinitas .

The Puppetmaster: The Legacy es una película entretenida con ambiente tétrico y una trama basada en la venganza de un hombre que al final termino por consumir su ser. Detrás de los malos diálogos, la actuación y la perpetua duda presente en todos los hechos mostrados en flashbacks, es una buena película. Un final aceptable para una serie tan larga y diferente. Recomendada ampliamente para los amantes del cine retro y lo macabro.

 

Links de Interés:

http://www.youtube.com/watch?v=MvcZmZcY-Io (Tráiler de la película)

http://www.ovguide.com/puppet-master-the-legacy-9202a8c04000641f8000000000f394e2 (Pagina para ver la película por partes en youtube, cuando termine una parte la siguiente aparecerá en la esquina superior izquierda, basta con dar click).

 

PD: Las marionetas de The Puppetmaster hacen que Chucky luzca como un total afeminado, del cual debo mencionar que después de que consiguió novia ha dejado de ser el mini homicida de plástico que todos adoraban. La moraleja es que hasta los multihomicidas cambian cuando consiguen pareja.

 

PD2: Curioso que el titiritero tenga el mismo nombre que yo, si tengo suerte algún día llegare a ser como él… aunque probablemente terminaría así;

Meh, es mejor que morir viejo ahogado en mi propia saliva.

 

PD3:

Torch sabe dónde vives y te fulminara cuando menos lo esperes…

 

PD4: Me agrado mucho el diseño de las marionetas, tanto que decidí esculpir una en algún futuro próximo. Comenzaría con un personaje que hice a plastilina llamado “Noppera Bo” pues creo que sería simple;

Un poco de tela aquí y allá y listo.

También quisiera utilizar un rostro de plastilina que lleva tiempo acumulando polvo;

Llamo a este rostro “Cara de Marinero” pues lo primero que pensé al hacerlo es que tenia semejanza con la cara de Popeye. Ignoren al pingüino y al decapitado de atrás, les gusta llamar la atención.

 

PD5:

¡FOOOM! acabas de ser fulminado.

 

Por André

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s